Vivir en una dicotomía

Publicado en por Verónica González M.

Vivir en una dicotomía es más común de lo que imaginamos, los seres humanos tendemos a ser duales en algunas circunstancias de nuestras vidas, cuando somos inmaduros o quizá cuando vivimos sin sentir de verdad. 

 

La dicotomía la entiendo entre la vida que queremos y la que elegimos vivir y básicamente cuando no hay armonía en lo que se dice y hace, entre la razón y la acción. 

Como asimilamos a través de ejemplos de la vida diaria, he recolectado con mi pareja lo que hemos observado a través de varios episodios vulgares que hemos vivido de lo que yo llamaría dicotomía.

Si quieres no me creas, quizá estoy equivocada y tendría que leerme la dicotomía cartesiana entera y ahondar en la Teoría Tradicional de las Ideas de Platón que profundizó en la dicotomías de las ideas.

Empezamos:

.- Cuando una persona te envía mensajes espirituales o de la Nueva Era pero jamás lo práctica en su vida.

.- Renunciar a lo que más se desea por el que dirán. Negar el sufrimiento para no sentir dolor pero que igual se manifiesta en la superficie de las emociones. 

.- Exigir justificaciones cuando tú nunca las das.

.- Cuando una persona de 200 kilogramos de humanidad le sugiere a una de 70 kg. que haga régimen dietético para estar en su peso ideal.

.- Bendecir a una minoría y odiar a la mayoría, estar peleado literalmente con el mundo.

.- Cuando un individuo presume santidad y exuda espiritualidad pero en la sombra sufre de tristeza e insatisfacción. 

.- Cuando alguien te dice que la tecnología es dañina, que las redes sociales son nocivas y te engancha pero posee cuentas en todas y es activo.

.- Cuando una persona te sugiere hacer hucha (guardiola, alcancía) y te consta que nunca en su vida ha ahorrado, ni tiene el hábito ni lo quiere tener, ni le interesa. 

.- Cuando una persona te dice que nunca usa el WhatsApp pero sabe cuando tú te la mantienes en línea y te lo recalca. 

.- Ser chavista (seguidores de Hugo Chávez) predicar el socialismo y vivir como un capitalista, estilo Donald Trump por poner un ejemplo. Predican pero no practican.

.- Pertenecer al mundo islámico por etnia, cultural, religión, afinidad  y no emigrar a uno de los 57 bellos países musulmanes donde se aplica la Sharia. Es decir, emigrar  a los países de los "infieles" y normalmente no aceptar ni respetar su cultura. 

.- El si y el No, el cielo y el infierno, la noche y el día, vivir o morir, el yin y el yang, la luna menguante y la luna creciente; el bien y el mal; inicio y fin; guerra y paz. 

Comentar este post