Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Páginas

Publicado por Lorenzo Corchuelo

Para la realización de sus pinturas famosas Leonardo, se fundamentó en la observación directa de la naturaleza y del comportamiento  humano añadida por una serie de cualidades y técnicas innovadoras, en donde se percibe el estudio de la psicología en el rostro de sus personajes como el recato, la alegría, la angustia, e introduce la “perspectiva atmosférica”, donde los objetos pierden nitidez a medida que se alejan. 
 
Hasta entonces ninguna  pintura había alcanzado tanta sutileza en el modelado ni tanta calidad de tonos, gracias a ese claroscuro de transición gradual y casi imperceptible que conocemos con el término de “sfumato", técnica pictórica que se obtiene por aumentar varias capas de pintura extremadamente delgadas, mediante el cual los contornos se difuminan y funden con la masa plástica como en nimbos de humo. Reconocido pintor Académico, minucioso y de un ejemplo sutil en su tratamiento, de un esfumado perfecto; en donde para dar el sentimiento de profundidad, el dibujo y el color se funden para dar la impresión de que en la vida todo se mueve y cambia, y a la vez permanece cómo en las nubes, en el cielo y en la sonrisa de la Gioconda.
 
Bueno pero imaginemos que Leonardo vive y que la esposa del actual Francesco del Giocondo (que significa en español ALEGRE") es sin duda alguna enfermera, si y además enfermera del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Pero nuestra nueva Gioconda está triste, ¿por qué? ¿qué es aquello que la embarga? Ni más ni menos, tres palabras  EL EGOÍSMO HUMANO.
Pensemos que ella vivió en una época donde también proliferaba la ambición, el deseo por una vida mejor y próspera, por ello vivió en el Renacimiento. (El término «renacimiento» se utilizó reivindicando ciertos elementos de la cultura clásica griega y romana, y se aplicó originariamente como una vuelta a los valores de la cultura grecolatina y a la contemplación libre de la naturaleza tras siglos de predominio de un tipo de mentalidad más rígida y dogmática establecida en la Europa medieval. En esta nueva etapa se planteó una nueva forma de ver el mundo y al ser humano, con nuevos enfoques en los campos de las artes, la política, la filosofía y las ciencias, sustituyendo el antropocentrismo medieval), pero . . .  nuestra pequeña Gioconda del Siglo XXI está triste por vivir en nuestra época de la Historia, ella ha notado algo que ni el sfumato ni el óleo más intenso puede esconder : EL ROSTRO HUMANO DE MILES DE PERSONAS QUE DESDE SU MÓDULO HA TENIDO QUE DESPEDIR SIN QUE NADIE MAS ALLEGADO PUDIERA HACERLO POR ELLA y eso corroe sus entrañas y lo declara su cuerpo, su cara, sus labios y el sudor de su frente.
 
Leonardo Da Vinci está atónito, no puede pintar tanto dolor, entonces el sabio renacentista se acuerda de unas palabras que leyó en su época y que decían así, pertenecían a otro sabio, el más de todos de la época, de nombre SALOMÓN y el libro  Eclesiástes 8:9 (Reina-Valera) - "Todo esto he visto, y he puesto mi corazón en todo lo que debajo del sol se hace; hay tiempo en que el hombre domina y se enseñorea del hombre pero para mal suyo."
 
La política ya no nos vale, los sabios son los tecnócratas, pero los que nos gobiernan, algunos ni han terminado el Bachillerato, Leonardo ve que 22 Ministerios no nos valen si no tenemos Medicinas, Vacunas, la gente joven estudiosa y estudiante se nos va a Alemania o a EEUU, aquí cobran 900 euros al mes y allí 90000 al año. MENOS A MANDAR Y MAS A TRABAJAR nos dice el bueno de Leonardo, el Gran Leonardo, que seguramente ha visto que se han puesto de moda cosas que el ya torpemente bosquejó, pero de eso, de eso ni nos habla, ¿no le gustaría enseñorearse,"fardar" de sus logros puestos en marcha? NO, lo que ve le asusta, no por él que ya es viejo, sino por las generaciones futuras, aquellas que recogerán el fruto de la intolerancia, la pérdida de valores, la falta de respeto y la mediocridad.
 
Por cierto al final Leonardo se ha decidido, y ha solicitado a nuestra Gioconda enfermera que deseaba pintarla "al natural" como ella se vea, y así al final , es como la ha RETRATADO.- Emular su Gioconda del pasado sería un craso error,tenemos el privilegio de verlo por primera y última vez, esta pintura con sus cara intentando agradar al autor y con su jeringuilla en mano, intentando dar la impresión de que va a vacunar a alguna persona cuando ella sabe que por ambiciones políticas y empresariales no llegarán vacunas supuestamente ni en la próxima semana?  (Otra cosa hubiera sido hipocresía, ¿verdad?)  Si, este primer cuadro que veis el mismo Leonardo lo quemó ayer en el fuego, no nos merecíamos tal regalo impropio de nuestro tiempo ¡¡Perdona Leonardo¡¡ ,   ¡¡perdona amada  Gioconda!!, vuelve a tu Siglo, no mereces ver que nos hemos vuelto tan hedonistas que tus ojos y tus labios no puedan soportar tan terrible desencuentro con el tiempo. Os dejo a la Gioconda al natural, así de azul y triste, así de "trastornada y alterada" física y anímicamente después de 24 horas de arduo trabajo, esta pintura, este retrato SI es de la Gioconda, la presunta alegre "esposa", que por estar no puede serlo, por estar trabajando en algo que le gustaba pero ahora triste, ha perdido el significado de su apellido, los negacionistas y egoístas del siglo XXI le han robado su sonrisa, "la Sonrisa de la Monalisa".   
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post