Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

2013-05-25T17:26:00+02:00

Mis abuelas son de la generación "curtida" por la vida

Publicado por Verónica González M.

 

IMG_20130525_202045.jpg

Las abuelas son el cobijo de nuestra inocencia

 

 

Siempre suelo hablar con mis amigas sobre la vitalidad de nuestras abuelas y coincidimos en que las personas que forman parte de esa generación y la anterior son hechas de "otra pasta".  Compartimos anécdotas, opiniones e intercambiamos remebranzas que hemos vivido con esos seres que son para los nietos como "ángeles" donde nos podemos acurrucar hasta que las tengamos con vida terrenal, omitiendo la edad en la que nos encontremos.

 

Son seres hechos de "otra pasta" porque algunos por lo general han tenido la perspicacia de elevarse por encima de sus condicionamientos personales, familiares y sociales para salir adelante con una actitud positiva. Muchas veces, sin ayuda de terceros y eso habla mucho de la independencia que muchos gozan a su tercera edad. Muchos que han pasado por grandes dificultades personales, que en vez de escoger hundirse en sus tragedias, le han curtido para convertirles en personas extraordinarias que dejan huella en su descendencia. Nada les detiene, nada les opaca, cualquier cosa no les deprime, si se enferman se curan, si lloran se secan rápido las lágrimas, salen adelante porque sí. Salen a flote, sacan pecho. En fin, no se dejan apabullar.

 

Yo todavía tengo la dicha de tener con vida a mis dos abuelas. Ellas me inspiran serenidad ante la adversidad, son ejemplos de que la alegría está en lo más minúsculo e insignificante de la vida, son tan agradecidas por lo más mínimo que les ocurre y tienen unos valores morales y cívicos que se han perdido con la modernidad y con la globalización.

 

Mi abuelita paterna pertenece a la generación grandiosa (1901-1924). Es tán frágil por fuera (delgadita), pero de hierro por dentro (tan sana). Luce tan entera, con pleno uso de sus facultades propia de la etnia wayuu, tan longevos y siempre preservando sus tradiciones ancentrales a través de la oralidad. Cada vez que la visito me dice que es la última vez que la veré, pues como ella ya es muy mayor, es probable que no la encuentre a la vuelta. Es muy sana, come ligero, duerme mucho, ya no teje, ni cocina, pero todavía está lista para echar la conversadita con un cafecito de por medio con los suyos. Se acuerda de todo y de todos los miembros de su familia (vivos y muertos).

 

Mi abuela materna es una de esas mujeres que deja huella indeleble a donde va. Pertenece a la generación silenciosa (1925-1942),  Se casó a temprana edad, formó una familia que la adoramos y la respetamos. Es una mujer extrovertida, cercana, sencilla, generosa, trabajadora incansable, con un carácter fuerte, curtido por la vida que le ha tocado vivir, que no se deja manipular fácilmente, preocupada por la situación política de su país y tiene 20 años más de modernidad que mi madre mentalmente hablando.

 

Es la abuela de mis amigos y bisabuela de sus hijos, la abuela de la cuadra, la que todo el mundo conoce por donde vive. Mi tío mayor dice que la puerta de su casa, es puerta de "iglesia" abierta para todo áquel que la necesite. No hace acepción de personas a la hora de ayudarlas. Tiene un gran sentido del humor, de la lealtad y del compromiso. Es una mujer con palabra de honor y que le gustan las cosas claras para conservar amistades, es de las personas que perdonan las ofensas y olvida los agravios que le han echo. Adora a sus nietos, ha colaborado en la crianza de sus nietos y ahora solo consiente a sus bisnietos porque ya dice que está muy mayor para lidiarlos. Se me parece a las iaias (abuelas) dedicadas a sus nietos que hay en este país que se dejan la piel cada día para echarle una mano a sus hijos en las tareas de crianza.

 

Mi abuela es un pilar muy importante en mi vida y me ha dado el consejo más bello que se le puede dar a una nieta: "No le tengas miedo a nada y a nadie". Es de esas personas que saludas y le preguntas cómo les va y te dice: "Aquí, jodida (con sus achaques) pero contenta".

 

La vida también me ha regalado la dicha de disfrutar del cariño de mujeres de la tercera edad tan ejemplares como mis abuelas en los países que me ha tocado vivir, gente de otras culturas más liberales y otras tan conservadores como la época que les ha tocado vivir,  pero con la fuerza interna para conservarse tan lúcidos a sus casi 100 años de vida. Ellas saben quienes son.

 

A los que tengan a sus abuelitos en residencias de la tercera edad, procurad visitarles más seguido. Por más ásperas que se hayan comportado en la vida, siempre tendrán una caricia a flor de piel para su descendencia. Honradlos en vida y disfrutad de ese refugio de amor puro que significan las abuelas y los abuelos. Bendecidlas y amadlas, por encima de todo demostradlo.

 

A mis abuelas biológicas y postizas, Dios me las bendiga y me les de larga vida! Conservan tan intacta esa energía vital y esa voluntad férrea que les brota por los poros, a pesar de las adversidades.

 

IMG_20130525_202231.jpg

Ese amor incondicional que brotan por los poros solo lo consegimos en su regazo

Ver comentarios

Comentarios

Girl Gift Template by Ipietoon - Alojado por Overblog