Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

2012-05-19T13:04:00+02:00

OJO con los huéspedes indeseados del hogar

Publicado por Verónica González M.

adCleaningCouplesmallhalf.jpg

Manos a la obra

 

 

Nuestro hogar es nuestro refugio y todos estaremos de acuerdo en mantenerlo aseado, ventilado e impecable lo más que podamos, así dispongamos de poco tiempo para dedicarle esmero como lo harían las presumidas "perfectas amas de casa". Sin embargo, debemos tener en cuenta que ciertas áreas de la casa y ciertos objetos deben estar pulcrísimos para alejar de nuestros organismos virus y bacterías que se pueden multiplicar y causar enfermedades silentes y si nos descuidamos pasan a graves con el tiempo.

 

Empecemos por los colchones, sábanas y almohadas, para mí el principal foco de los ácaros, bacterías estafilocócicas y otros patógenos si nos acostamos en una cama infectada por estos micróscopicos enemigos, nos enfermamos de la piel, se nos infectan los oidos y los que sufren asma ni les quiero contar. Por eso, debemos cambiar la ropa de cama semanalmente y lavarla con agua caliente y porteriormente pasarla por la secadora. Yo lo hago dos veces por semana, por tener un niño pequeño. Con respecto a las almohadas hay que sacudirlas, lavarlas (si se puede) y cambiarlas si puedes periódicamente.

 

Los ácaros les encanta anidarse en los textiles con polvo acumulado: alfombras, cortinas, cojines, muebles de tela, toallas y hasta en las mesitas de noche. También debemos ventilar armarios y hacerles una limpieza mensual o trimestral profunda al interior, sacudir el polvo, así creas que no se traspasa.

 

Otro de los sitios más comunes donde se multiplican los gérmenes es la cocina. Sobre todo en el fregadero y donde tengamos la esponja para lavar los corotos. Allí por encontrarse húmedo con cierta frecuencia, se anidan las bacterias en la esponja, estropajos, pañitos de cocina y la tabla y encimera donde picamos las frutas, verduras y carnes. Debemos lavarlo con jabón o un desinfectante y trata de secarle asi sea de acero inoxidable y las tablas de picar pasarles un trapo limpio con un poco de desinfectante. Las frutas y verduras pueden traer restos de Escherichia coli (E.coli) y cepas de salmonela, peligrosas bacterías que pueden causarnos la muerte y nosotros confiados las ponemos sobre la encimera cuando las traemos del mercado. Debemos lavarlas bien e inmediatamente lavar el fregadero para que ellas no se aniden allí con la humedad.

 

El control remoto, el teléfono de casa, móviles, tecladores de computadoras debemos limpiarlos asidúamente con un pañito humedecido con desinfectante o alcohol. En el mercado hay varios que son muy efectivos, sin lejía, anti moho y anti vaho. Si pasas de los productos químicos, el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio diluido en agua va muy bien. Yo por general, le tengo asco a los teclados y teléfonos ajenos. Siempre uso un pañuelo con alcohol para pasarmelo por las manos cuando no me queda más remedio y debo usarlos.

 

Otro de los sitios que debemos tener un cuidado especial son los baños, hay que tenerlos pulcros, ventilados y libre de humedades. Es un poco díficil en climas húmedos y sobre todo sin ventanas. Para ello, usa la ventilación eléctrica y por lo menos una vez al día lava el inodoro y alrededor con un buen desinfectante. Al lavamanos le debemos poner un especial cuidado. Allí cerca se encuentran los cepillos de dientes y todo para el aseo bucal y por lo general, la gente los tiene guardados en un envase al que debemos mantener seco y limpio. El lavamanos hay que echarle un desinfectante con cariño y secarlo. Las toallas que tenemos para secarnos las manos también hay que cambiarlas semanalmente, así como las toallas para secarte o bata de baño. La alfombra pasa salirte de la ducha también debe tenerlas impecable y libre de humedades. Los cepillos de dientes recogen las bacterias que polulan por el aire del lavabo, así que te imaginaras lo que recogen. Hay que cambiarlos muy periódicamente. Yo por lo menos, los cambio cuando cojemos la gripe, la pasamos y zuas a la basura. La mampara, puertas corredizas, baldosas, tinas y bañeras hay que tenerlas limpias y secas para evitar la formación de bacterias con las humedades.

 

En otro orden de ideas higiénicas, el suelo de nuestra casita hay que ponerle especial asistencia. Si se tienen alfombras se ha que pasar la aspiradora a diario, cuestión que considero una esclavitud. Y si se tiene madera, granito, mármol o gres hay que barrerlo bien o pasar la aspiradora y fregarlo bien con el lampazo, mocho, fregona o mopa para recoger polvo, pelusas y pelos. Los japoneses y algunos turcos y árabes no permiten que nadie entre a sus casas con los zapatos puestos y hasta tienen razón, la gente se trae en los zapatos mar de cantidad de toda la porquería de la calle. Pero si los occidentales no tenemos esa costumbre, es mejor quitarse los zapatos en la entrada de la casa y guardalos en su sitio.

 

Otras de las recomendaciones que nos hacen los expertos en microbiología es tener cuidado con el agua que consumimos. El agua que bebemos y con la que cocinamos debe ser filtrada o hervida, la embotellada tiene 7 veces más bacterías que el agua del grifo, lo irónico es que tiene menos controles que el agua del gripo y cuesta dos mil veces mayor.  Al asearte por las mañanas o antes de irte a dormir, con ducha y aseo bucal, hay que abrir por un minuto el gripo para que salga el agua detenida en las tuberías toda la noche o todo el día sin usar.

 

El aire que respiramos también pueden contener microbios que nos enferman. Por eso hay que ventilar las habitaciones, por lo menos 5 minutos al día, abrir ventanas, puertas, que además de purificar la estancia, se renuevan las energías, saliendo las estancadas. En invierno, se nota bastante el aire estancando, se siente como si no se pudiera respirar, entre la calefacción y el encerramiento se acumula un aire nocivo que se precisa ventilar diariamente. Hay aparatos de aire acondicionados que tienen el botón de deshumidificar. Se agradece en climas muy húmedos y se siente como se purifica el ambiente de la casa. Ahora si no se cuenta con esos aparatos, hierve 3 ramitas de canela y aromatizará agradablemente tu hogar y sobre todo ventila, sacude el fastidioso polvo y respiraras mejor. En el mercado también venden un aparato que se llama cleanwave, que es una varita inalámbrica que posee una luz ultravioleta (UV-D la que se usa para desinfectar los hospitales) que acaba con las esporas, ácaros de polvos, bacterias, moho y otros gérmenes que pernoctan en el hogar y la oficina.

 

La limpieza de nuestra casa debe ser fundamental para alejar resfriados, congestión nasal, asmas, gastroenteritis, otitis, faringitis perennes y aquí en España donde siempre hay una obra, una fábrica cerca no falta el polvillo que se acumula y se  mezcla con las partículas muertas de la piel. Desinfectar y desodorizar nuestras estancias es la clave. A tu salud!

Ver comentarios

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios

Girl Gift Template by Ipietoon - Alojado por Overblog